¿Madre a la fuerza?

Esta semana, entre todas las terribles noticias recibidas, me impactó especialmente la de una niña portuguesa de 12 años que está embarazada de 25 semanas como consecuencia de las reiteradas violaciones de su padrastro. Dado que el plazo de 16 semanas de gestación que prescribe la ley para interrumpir el embarazo en caso de violación se ha sobrepasado, se encuentran ahora las autoridades médicas decidiendo si la niña ha de ser o no madre. Sigue leyendo