El incumplimiento del pacto contra la violencia machista

(Artículo publicado en “Información” el domingo 15 de febrero de 2015)

Dos días después de que el Gobierno y el principal partido de la oposición firmaran el “pacto” contra el terrorismo internacional, dos mujeres eran asesinadas sólo por hecho de ser mujeres. Este miércoles pasado sumábamos otra más y ya son siete las mujeres asesinadas por el terrorismo machista en el mes y medio que llevamos de 2015. En medio de un ensordecedor silencio, algunas voces reclaman un pacto de Estado contra la violencia machista. Y el caso es que ya lo tenemos, pero se incumple sistemáticamente, por decirlo de forma suave.

Ese pacto se encuentra plasmado en una ley: Ley Orgánica 1/2004 de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género. En la sesión del Congreso de los Diputados de 22 de diciembre de 2004, exactamente a las 15.10 horas, tuvo lugar la votación final sobre la citada Ley. Del total de los 325 votos emitidos ¿saben cuántos fueron a favor de la aprobación? 325. Unanimidad. No pacto entre dos con foto, que luego imponen el teatrillo de las señorías de su tropa en el Parlamento. Repito: unanimidad. Un pacto unánime de las y los representantes del pueblo español para luchar, desde muchos ámbitos, contra la violencia de género ¿Y qué ha sucedido en estos 10 años desde su aprobación?

Que desde los órganos jurisdiccionales, por lo que se refiere a los tipos penales introducidos por la Ley, fueron cuestionados desde el minuto uno de su vigencia. Así lo atestiguan las 85 ocasiones en que el Tribunal Constitucional ha tenido que pronunciarse, siempre a instancias de juzgados y tribunales, sobre la adecuación de estos tipos penales a la Constitución. En no pocos casos, cada una de las sentencias del TC resolvían de forma conjunta hasta 21 recursos. Ha sido, sin duda, la norma frente a la que se han interpuesto más cuestiones de inconstitucionalidad en toda la historia de nuestra democracia.  La necesaria formación especializada establecida en el art. 47 de la Ley es todavía una asignatura pendiente.

Pero además, la Ley prevé toda una batería medidas de sensibilización, detección y prevención en la educación, en la publicidad y en los medios de comunicación y en la sanidad, además de establecer derechos para las víctimas. Por algo se denomina de “medidas de protección integral”. Muchas de las competencias en estos ámbitos son autonómicas y los gobiernos del PP se encargaron de incumplir el pacto. El remate lo ha puesto el actual Gobierno central, liquidando los contenidos de la ley y ahogándola presupuestariamente.

Cuando el Gobierno intentó reformar la denominada Ley del Aborto, fuimos miles a Madrid a decir que no ¿Repetimos la movilización para pedir que se cumpla de una vez ya este pacto contra la violencia machista?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s