El Tren de la Libertad no debe parar

(Artículo publicado en “Información” el 1 de febrero de 2015 http://www.diarioinformacion.com/opinion/2015/02/01/tren-libertad-debe-parar/1594413.html).

Hoy justamente se cumple un año desde que las calles de Madrid y de muchas capitales de países europeos y americanos se llenaron de mujeres y de hombres para reclamar al exministro Gallardón la retirada del anteproyecto de reforma de ley del aborto. Fue una movilización histórica que venía precedida y alentada por toda la fuerza del movimiento feminista. Se le llamó El Tren de la Libertad (les recomiendo que vean la película realizada por CIMA, fácilmente localizable en internet). Los resultados ya los conocen: lo conseguimos.

En aquella ocasión lo conseguimos, pero ¿seríamos capaces de repetirlo? No hay libertad que valga sin igualdad, pero parece que algunas ideas al respecto no están muy claras en la sociedad que hace un año se manifestó mayoritariamente con y por la libre decisión de las mujeres sobre su embarazo. Lo digo por los comentarios que he podido leer y escuchar esta semana a cuenta de dos noticias: la composición exclusivamente masculina del gobierno griego de Syriza y el anuncio del Ministro de Justicia sobre los planes del Gobierno español de modificar el régimen jurídico de guarda y custodia de menores en casos de separación y divorcio.

Respecto de lo primero, mucho se ha escrito ya y nada nuevo añadiré. Sólo quiero resaltar que muchas opiniones le restan importancia al hecho de que no haya mujeres en el gobierno griego y que lo importante es el contenido de las decisiones que se tomen, como si una cosa fuera incompatible con la otra. El argumento es que en el gobierno y en la representación política han de estar “los mejores”, pero no se repara en cómo se acredita tal mérito y se desconoce la exclusión histórica de las mujeres en la historia de la construcción de la democracia.

Respecto de lo segundo, la propuesta del Gobierno parece desconocer que la custodia de menores está siendo utilizada como una forma de ejercer la violencia contra las mujeres. Quienes alientan y respaldan estas posturas activamente son las mismas personas y grupos que no quieren reconocer, a pesar de las trágicas evidencias, la existencia de la violencia de género y batallan por la derogación de la Ley que la regula y la neutralización de su eficacia. Han conseguido que buena parte de la sociedad refuerce su creencia en un concepto formal de igualdad que no se corresponde con la realidad y apueste a favor de su mala aplicación: ignorando el contexto particular y general en el que se han desarrollado las relaciones familiares y las relaciones de poder entre mujeres y hombres.

El tren de la libertad no puede parar. Hemos de darle a toda máquina. Nos jugamos la vida en ello.

Anuncios

2 comentarios en “El Tren de la Libertad no debe parar

  1. Es difícil decir tanto en tan poco espacio y decirlo sintéticamente sin desmayar y sin cansarse ni cansarnos. Es una suerte la que tiene ese diario de contar con un resumen semanal de algunos de los abusos a los derechos de las mujeres porque, desgraciadamente, de todos los que ocurren sería imposible. Enhorabuena, pues, a ese diario por contar contigo.
    Julia Sevilla
    .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s