Comprender la violencia de género

(Artículo publicado en diario “Información” el 24 de noviembre de 2013 http://www.diarioinformacion.com/opinion/2013/11/24/comprender-violencia-genero/1441393.html)

Esta semana se han hecho públicos dos estudios sobre la violencia de género en adolescentes y jóvenes cuyos resultados son terribles. No repetiré las cifras ya difundidas en estas fechas próximas al 25 de noviembre, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres. Sigue leyendo

Anuncios

Patriarcado y orden público

(Artículo publicado en diario “Información” el 17 de noviembre de 2013 http://www.diarioinformacion.com/opinion/2013/11/17/patriarcado-orden-publico/1438757.html)

Esta semana acaba el plazo (salvo que vuelvan a ampliarlo) de presentación de enmiendas en el Congreso al proyecto de ley de reforma del Código Penal. En un contexto de protesta social generalizada por las políticas gubernamentales de desmantelamiento del Estado Social reclamadas por el denominado neoliberalismo, se ha denunciado la intención represora de estas protestas que el proyecto destila. Se echa mano demasiado a menudo en el texto de la expresión ‘orden público’ pero no en el sentido que éste debiera tener en un Estado democrático, sino en uno de carácter autoritario, tendente a reprimir el ejercicio de la libertad. Sigue leyendo

Miedo a la libertad de las mujeres

(Artículo publicado en diario “Información” el domingo 10 de noviembre de 2013 http://www.diarioinformacion.com/opinion/2013/11/10/miedo-libertad-mujeres/1435874.html)

Uno de los libros que estoy releyendo es “El miedo a la libertad” de Erich Fromm, publicado en 1941, en pleno fragor de la segunda guerra mundial. Se refiere Fromm a las tendencias autoritarias de la sociedad occidental de aquella época, destacando que la esencia de los sistemas totalitarios era “la sumisión de todos los individuos, excepto un puñado de ellos, a una autoridad sobre la cual no ejercían vigilancia alguna”. En referencia a Alemania, en concreto, afirmó que millones de personas “estaban tan ansiosas de entregar su libertad como sus padres lo estuvieron de combatir por ella; que en lugar de desear la libertad buscaban caminos para rehuirla; que otros millones de individuos permanecían indiferentes y no creían que valiera la pena luchar o morir en su defensa.” ¿Les suena? ¿Les resulta acaso familiar esta situación? Sigue leyendo

EL DERECHO DE PETICIÓN ANTE EL CONGRESO

¿POR QUÉ PUBLICO ESTE POST?

Esta entrada en mi blog tiene carácter extraordinario. Lo inaguré en junio de 2013 con la exclusiva finalidad de publicar mi artículo de opinión dominical en el diario “Información”, en el que se publica esta tribuna con el título “Hora de levantarse” desde diciembre de 2004. La denuncia en uno de mis artículos de opinión de lo que me ocurrió en el Congreso de los Diputados el pasado 16 de octubre (https://maresquembre.wordpress.com/2013/10/20/somos-peligrosas-2/) es la causa de este nuevo post. Mi intención es hacer pública la vía que estoy siguiendo, que puede no ser muy conocida por la ciudadanía, para evitar que hechos así ocurran en el futuro. También creo que una ciudadanía activa conlleva la responsabilidad de contribuir a la difusión de todos los mecanismos que nuestra Constitución reconoce para que la democracia sea real y efectiva. Sigue leyendo

Patria potestad

(Artículo publicado en diario “Información” el 3 de noviembre de 2013 http://www.diarioinformacion.com/opinion/2013/11/03/patria-potestad/1433024.html)

Yo no sé si se han enterado que diez mujeres, víctimas de violencia de género, comenzaron una huelga de hambre en A Coruña a mediados de octubre. Cuando escribo estas líneas, tres de ellas han tenido que recibir atención sanitaria. Cuando lean estas líneas no sé cuántas habrán podido resistir. Las reivindicaciones de estas mujeres sin miedo, integrantes de la asociación Ve-la luz, las resume Gloria, su presidenta: “Proteger a las mujeres y menores en cuanto se produzcan indicios de violencia de género; suspender de inmediato las visitas del maltratador a los hijos; que éste no pueda, durante el tiempo de un proceso, solicitar la guarda y custodia de ellos; y que tras una sentencia firme se le retire la patria potestad”.

La patria potestad parece algo así como el poder soberano sobre los hijos e hijas. Bodino, el insigne teórico de la soberanía, definía el Estado en 1576 como “el recto gobierno de varias familias y de lo que les es común, con poder soberano”. Así como justificaba la soberanía absoluta en la esfera de lo común, es decir, de lo público, también justificaba otra clase de soberanía en lo privado, constituido por las familias: la propiedad. Bodino justificaba el poder absoluto del monarca en la esfera pública y el poder absoluto del padre de familia en el ámbito privado. Y esta concepción, la del padre como propietario de personas y bienes que integraban la familia, no sólo no se ha desterrado de nuestra cultura, sino que subsiste en nuestras normas y su aplicación.

¿Saben que la privación de la patria potestad se tipificó como pena en 2010, siendo aplicable a partir del 24 de diciembre de ese año? ¡No hace ni siquiera tres años! ¿Saben que esta pena sólo se contempla como principal para los delitos de agresiones y abusos sexuales a menores, acoso sexual, prostitución y corrupción de menores? ¿Saben que esta pena se contempla como accesoria sólo cuando los derechos derivados de la patria potestad hubieren tenido una relación directa con el delito cometido? ¿Saben que cuando una mujer es asesinada por el padre de sus criaturas no se considera que ello sea causa automática de privación de la patria potestad? ¿Saben que una condena por malos tratos puede conllevar la inhabilitación para el ejercicio de la patria potestad por un máximo de 5 años sólo si el órgano juzgador lo estima adecuado al interés del menor? ¿Saben que hay quienes consideran que un maltratador, presunto o condenado, puede ser un buen padre y, por tanto, seguir como si nada ejerciendo la patria potestad? Así se perpetúa la violencia de género. Con la colaboración activa de las instituciones y el silencio cómplice de una sociedad que mira para otro lado.