Somos peligrosas

(Artículo publicado en diario “Información” el 20 de octubre de 2013 http://www.diarioinformacion.com/opinion/2013/10/20/peligrosas/1427932.html)

Lo que les voy a contar hoy no es una historia basada en hechos reales sino la historia de la realidad que viví, o más bien sufrí, hace unos días. Por motivos profesionales tenía que desplazarme a Madrid y quería aprovechar para comer con una amiga y un amigo que trabajan en el grupo parlamentario socialista del Congreso de los Diputados y a quienes hacía tiempo que no veía. A fin de entretener la espera hasta que se liberaran de sus ocupaciones, les solicité unos días antes que me cursaran una invitación para asistir a la sesión plenaria de la Cámara que tenía lugar el miércoles. He estado muchas veces allí pero nunca en las tribunas del Hemiciclo así que pensé que era la ocasión idónea para hacerlo, aunque los temas de la sesión no me interesaban demasiado. Y aquí empieza la historia.

Mi amiga me acompañó al acceso y el ujier comprobó el listado de invitados, detectando que el segundo apellido de mi DNI no coincidía con el del listado. Aunque ambas explicamos el motivo de la confusión, la policía nacional allí destinada, que mientras tanto se había puesto unos guantes de látex, me comunicó que si quería acceder a las tribunas habría de someterme a un “cacheo integral”. Me metieron en un cuartito adjunto y esa policía, acompañada de otra, me pidió que me desnudase. Sí, como lo leen. Decidí colaborar, a pesar de la gravedad del asunto, pues un cacheo allí se hace con la finalidad de comprobar que no portas armas u objetos peligrosos, pero no requiere despojarse de la ropa. Sólo ataviada con el sujetador de cintura para arriba, me pidieron que me sacase los pantalones. Les advertí que llevaba el tanga más feo del mundo, pero ni por esas. Me bajé los pantalones hasta los tobillos y, aunque no lo exterioricé, me sentí profundamente humillada. Esta sensación no hizo más que agravarse cuando una de las dos policías me acompañó a la tribuna y tomó asiento a mi lado durante la media hora que permanecí allí. Hacía una semana exactamente que desde ese mismo lugar las activistas de Femen habían reivindicado el derecho al aborto con sus torsos pintados. No puedo evitar sospechar que fui investigada previamente. Las mujeres que defendemos pacíficamente nuestros derechos somos, por lo visto, peligrosas. Y creo por ello fui tratada como una delincuente aun sin haber cometido delito alguno.

Al día siguiente Ana Botella y Rita Barberá ocuparon esa misma tribuna, pero no creo que pisoteasen sus derechos fundamentales a la integridad moral y a la intimidad como lo hicieron con los míos. Que yo sepa, la Constitución sigue vigente, así que voy a denunciar al responsable: el Presidente del Congreso.

 

Anuncios

66 comentarios en “Somos peligrosas

    • Queridísima Mar,
      Es la primera vez que utilizo este medio para ponerme en contacto contigo, pero he considerado que mi apoyo debía ser público. El hecho no tiene calificativos salvo como tu muy bien dices nos muestra una realidad, estamos en manos de una “panda” que mucho me temo que desconocen el significado del término democracia y que lo de los derechos fundamentales les debe parecer algo pintoresco que se respeta en algunos equipos que forman parte de otra división.
      Junto con este comentario vaya todo mi cariño y toda mi solidaridad feminista, cuenta conmigo para lo que consideres necesario y con Plazandreok
      Muxuk
      Arantza Campos

      • Muchísimas gracias, Arantza! De verdad, todavía no me puedo creer que esto pueda ocurrir en el Congreso. Y, sobre todo, que se atrevan a negar los hechos. Por supuesto, voy a la vía judicial, aunque todavía no sé si civil o penal. Sería lamentable que por escoger mal la vía procesal pudieran irse de rositas.
        Un abrazo grande.

    • Creo que el gran problema consiste en lo que tú llamas “defender pacíficamente nuestros derechos”. En un estado policial, agresivo y manipulador no se pueden defender “pacíficamente” nuestros derechos porque ese estado entiende que la actitud pacífica confirma la “bondad” de su actuación. Existe el derecho reconocido a la rebelión para defender la libertad y la integridad de los pueblos. Lo que ellos llaman “violencia” no es violencia, es defensa. Quien tiene el poder “decide” el significado de la palabra “terrorismo”. Lo que hicieron contigo, desnudarte y controlarte en la tribuna con un miembro de sus fuerzas es aterrorizarte.

  1. Reblogueó esto en Sin pensarlo dos vecesy comentado:
    Mi querida Mar Esquembre Cerdá, nos cuenta en primera persona la reacción patriarcal al activismo feminista. ¿El presidente del Congreso habrá hecho listas negras con los nombres de las feministas o desnudar a las mujeres que acceden a la tribuna del hemiciclo es un nuevo protocolo? Los cuerpos de las mujeres son inviolables y quienes están mandatados por la sociedad para garantizar que así sea exponen a las mujeres y las despojan de sus derechos. Exijo la dimisión del Presidente del Congreso, solo así se restablecerá el daño y la violación de derechos fundamentales. Querida amiga, me siento tan desnuda como tú; si la sacrosanta casa de los y las representantes del pueblo humilla a una mujer, nos humilla a todas.

  2. Yo… estoy alucinando. En lo que me cuentas solo veo violaciones de derechos fundamentales y de la regulación concreta de los mismos. La pregunta que me surge es… someterían a un hombre a la misma situación? No se…. que tristeza me ha provocado tu historia, tristeza y decepción.

  3. …cómo accediste a ese cacheo “integral”?…vulneraron varios derechos en fin,suerte con la denuncia!! un saludo

    • Pensé que, simplemente, comprobarían por encima de la ropa que no portaba armas u objetos que pudieran perturbar el orden de las sesiones. Cuando me pidieron que me quitara la americana me extrañó, pero no le dí demasiada importancia. Pero con lo de la camiseta…Sí, pensé que era por el incidente de las FEMEN, pero eso supone ya una extralimitación. Cierto q me podía haber negado y haberme ido en ese momento, pero te invade una sensación de irrealidad. A mí, al menos, me ocurrió así. Y también pensé que, si me negaba, podría interpretarse como resistencia a la autoridad y, entonces ¿qué? No sé, la verdad. Hay que encontrarse en una situación así y supongo que cada cual reaccionamos de una forma diferente.
      Lo peor fue después, cuando la policía estuvo a mi lado la media hora que pasé en la tribuna.
      Lo más cómodo para mí hubiera sido simplemente comentarlo con mis amistades y dejarlo correr. Pero, por convicción democrática, decidí denunciar. Estos abusos no pueden quedar silenciados. Por eso publiqué este artículo y la decisión que tomé: denunciar.
      En estos momentos me estoy asesorando sobre la mejor vía para emprender acciones judiciales. Creo que es lo que tengo que hacer. Y, a nivel personal, no me beneficia precisamente…pero considero que sería una irresponsable si no lo hiciera.
      No quiero que vuelva a sucederle a nadie.

  4. Simplemente nombrar la palabra Feminista ya asusta por comprobación personal.Menos mal que quien sabe de ello no sale corriendo.Y por supuesto no somos de otra galaxia aunque te canses de repetirlo.En mi entorno se van acostumbrando a palabras cómo sororidad,Igualdad, y tantas más…, la semilla va creciendo.Cuándo ésta tarde he leído el artículo de Mar, fabuloso por cierto, cómo tantos que escribe…he tenido la sensación que ella describe con tanta exactitud.Sorprendida, perpleja y con vacío interior por lo que le ocurrió.Porqué? me pregunto….. PORQUÉ?.

    • Así es Encarni…El porqué…por la creciente criminalización de la protesta…o, simplemente, de sospechas de protesta…
      A mí me parece increíble que esto esté pasando.
      Un abrazo

  5. TREMENDO…me temo que dentro de una agudización de la represión y violencia contra toda protesta,la descarga contra la mujer se muestre en toda su virulencia cavernaria

  6. Estoy indignada, Mar, y siento muchísimo que hayas sufrido esa violación. Osea, que no quieren mujeres poco vestidas en el hemiciclo y las desnudan en el vestíbulo?
    Deberíamos intentar localizar otras mujeres a las que hayan sometido a ese trato vejatorio y desde luego, pedir la dimisión del Presidente del Congreso y una disculpa pública. Obviamente, no hay nada que se pueda ocultar en la ropa interior y no sea detectable al tacto mediante un cacheo con ropa, pero además, para eso están los arcos detectores, así que ¿qué pretendían descubrir? ¿tu segundo apellido?

    • Pues revisaron las costuras de toda mi ropa ¡¡las costuras!! ¿Pensarían que llevaba una pancarta cosida a ellas? Y por el arco detector de metales no me hicieron pasar…
      Un abrazo, Reina.

  7. Toda mi solidaridad, me he sentido tan desnuda y tan humillada como tú, es más, he sentido que el tiempo volvia atras ( me esta pasando últimamente) empiezan las cosas a ser demasido “grises”, las “listas” demasido negras, y los “listos” demasiados y muy evidentes… TENEMOS QUE PARARLOS!!!
    Si necesitas firmas para tu denuncia cuenta con la mia. Los que nos hacen a una nos lo hacen a todas.

    • Gracias, Mari Ángeles! Las acciones judiciales las he de emprender individualmente, pero estamos pensando en interponer una queja ante la Defensoría del Pueblo, que sí puede ser colectiva. Ya te llegará el aviso.
      Un abrazo

  8. Qué ganas tenían de encontrar literatura en tus tetas, Mar. No te preocupes por ellos, ya seguirán “culturizándose” en otros soportes. Tu, a lo tuyo. Al Juzgado con ellos y ganado. Punto y adelante.

  9. Que crees que un gobierno que no tiene reparo a salir a golpear al pueblo que reveindica sus derechos, tendría reparo en desnudar a una sola mujer.
    La dictadura a vuelto y no es solo cosa del gobierno que ahora esta en el gobierno.

    • Sinceramente, José Antonio, no se me pasó en ningún momento por la cabeza que algo así pudiera suceder en el Congreso de los Diputados. Creía de verdad que, al menos, respetarían las formas en esa institución.
      No sabes la decepción que me he llevado…

  10. Para el que no lo recuerde, esto que os ha sucedido no es más que una repetición de lo que hizo el PSOE a la gente que invitó el PP al congreso en la pasada legislatura, con la salvedad de que las personas a las que invitó el PP eran personas decentes.

    • Vaya, “anonimazo” y correo falso, hay que ver qué decencia transmite usted. No tengo más comentarios que hacerle. Este es el primero y será el último. Se lo garantizo.

    • Y que insinúa, que el defender los derechos de todas y todos es “indecente”?, me parece señor anonimazo que no es usted tan limpio como quiere parecer. Indecente me parece su comentario señor mío

  11. Qué miedo dan estas cosas, qué recuerdos negros despiertan, algunos de los cuales muchas personas no conocemos excepto por libros de Historia, y que, desgraciadamente, parecen estar escapando de sus páginas para plasmarse en nuestra realidad.

    Todo mi apoyo y solidaridad y mi NO rotundo a que se criminalice el feminismo como últimamente se está haciendo. No sé el resto, pero yo comienzo a leer demasiado a menudo la expresión “feminazis” y me da muchísima repugnancia. Hoy en día, si te declaras feminista, tendrás en frente varias mujeres (¡!) que en seguida te replicarán que ellas no lo son, porque ése es un término trasnochado y las feministas son todas unas amargadas radicales sin pareja que lo único que hacen es cargar contra las mujeres que sí quieren vivir su feminidad, y te tocará defender que el feminismo aboga por la igualdad de derechos entre ambos sexos (por lo que ninguna relación tiene con vivir o no vivir la feminidad, y mucho menos con tener pareja), además de recordarles que si viven en una sociedad donde las mujeres gozan de derechos es precisamente porque las feministas del pasado hicieron su trabajo.

    Tristemente, es la deriva de estos tiempos: criminalizar todo aquello que tenga que ver con la defensa de los derechos humanos en su versión más auténtica, tergiversar términos y corromper palabras hasta hacer que pierdan su rico significado originario.

    Por cierto, me has emocionado muchísimo con la explicación del motivo de tu segundo apellido (que los que violaron tus derechos y tu persona tan rastreramente utilizaron). Me emociona que reconozcas la labor de la mujer que te crió, de tu madrastra (cómo son las palabras, y qué nombre tan despreciativo para definir a un ser humano), y más aún en una época donde muchas mujeres de las que defiende a capa y espada su “feminidad” (que no sus derechos) se aferran a la maternidad biológica como única razón de ser de una mujer, como si tan sólo fuéramos hembras reproductoras y ahí se acabara todo. Tu madrastra demostró que el amor y el cariño sincero son incluso superiores a la Biología.

    • Muchas gracias, Nyx. Efectivamente, mucha gente no hemos vivido esos tiempos oscuros de la dictadura. Creo que quizá por eso nos resulte tan increíble que el pasado vuelva y no sepamos detectar bien las señales…
      Un abrazo grande y soridario

  12. Ahora mismo confieso que estoy bloqueado con la historia a la vez que indignado.
    Espero que hayais puesto esto en manos de un juez , la verdad es que nunca he llegado a pensar que pudiesen llegar a tanto , pero parece que si , el fascismo vuelve

    • Y yo doblemente indignada, Paco, tras conocer el informe policial donde niegan tan torpemente los hechos.
      Sí, voy a iniciar acciones judiciales, por supuesto, pero es muy importante saber elegir el cauce procesal. En ello estoy y confío en poder interponerlas en breve.
      Esta situación da verdadero miedo.

  13. Ya estamos otra vez con las relaciones causa-efecto cogidas con pinzas por movimientos feministas. Yo también he tenido problemas de acceso por DNI y me han hecho cacheo integral. Y, mire usted por dónde, soy un hombre. Y sí, en calzoncillos.

    La relación correcta causa-efecto es:
    – Datos incorrectos en el DNI -> cacheo integral.

    A que no aparece el género por ningún lado? Sugiero moderen su discurso victimista-amarillista.

    • Pues quizá usted considere justificado ese trato pero yo no. Es una extralimitación. Hubiera entendido que por ese error entre el listado y el DNI me hubiesen denegado la entrada, pero la medida de seguridad es absolutamente desproporcionada.

    • Si que es casualidad que usted también tuviera problemas de identidad para acceder al “santuario de la democracia”……y ademas posee un medidor de indignación para aplicar a feministas.

      La correcta relación causa efecto es:
      – PP en el poder -> Alarmante déficit democrático de las instituciones.

      No tiene nada que ver con el genero , solo con los tics fascistas de la derecha de siempre.Sugiero modere su discurso trasnochado y misogino

  14. Como hombre, me avergüenzo de dicho gesto….me pregunto como se sentirán las agentes que se encargaron de hacer eltrabajo sucio.
    Hasta este momento no tenía ni idea de quién eras, y eso que he estudiado sociología y me intereso por la política desde muy joven. A partir de ahora seguiré con interés esos artículos que escribes y tanto incomodan a estos señores…éso es lo único que han conseguido desnudandote.

    • Vaya, se agradece esa lectura de resultado, pero el que quiero es otro: que respeten los límites constitucionales.
      Un abrazo

      • Ah, y sobre cómo se sentirán las agentes…Pues he de decirte que la que se encargó de revisar mi ropa no parecía sentirse cómoda. A la otra le importaba un pimiento porque estaba constantemente jugueteando con su móvil. Y fue la que me acompañó a la tribuna y se sentó junto a mí todo el tiempo que estuve allí. Esta agente sale en las fotos desalojando a las activistas de FEMEN. La identifico claramente.

  15. Injusto, lamentable, abusivo, humillante, denigrante, vejatorio… pero mas aún preocupante por lo que se atisba detrás de este tipo de actuaciones.
    Adelante con la denuncia, aunque será como una mota mas de caspa en la hombrera del traje de Posadas. Porque de eso sí les sobra: caspa.

  16. Reblogueó esto en 1+1 son 8y comentado:
    es impresionante…

    que tipos de testimonios o de pruebas o de realidades más queremos para ver en manos de quienes estamos… ????

    por favor… la próxima vez que tengan que votar voten nulo.

    paralicen el sistema

    antes de que el sistema les/nos extermines

  17. ¡Qué curioso que sean hombres los que critiquen la denuncia de Mar! En el machismo se ponen de acuerdo sin importar ideología. ¡Cuánto queda por luchar!

  18. Mar, en primer lugar, gracias por compartir este bochornoso suceso con los demás. Comparto absolutamente tu indignación y me siento humillada, como mujer, como feminista y como persona, por el trato que se te ha dispensado. Y me alegro de que haya personas luchadoras como tú, dispuestas a defender el respeto a los derechos fundamentales. El congreso se llena cada día de políticos extremistas, misóginos y retrógrados, pero parece que el peligro viene de quienes defienden la libertad y los derechos. Espero que haya Justicia, para ti y para todos.

  19. Pingback: Somos peligrosas

  20. Mujer, feminista, profesora de derecho constitucional y un referente social de la provincia de Alicante. Un verdadero peligro, al parecer, para el facherío dominante. Todo mi apoyo Mar y por supuesto, espero que se depuren responsabilidades.

  21. Estimada Mar,
    siento lo ocurrido y le deseo suerte con su denuncia. Consuélese pensando que hay vejaciones y humillaciones peores, si es que la dejan consolarse, pues veo que muchos le hacen la rosca. Desgraciadamente, las que hemos pasado por abusos sexuales de parientes, curas y desconocidos estas cosas nos parecen menores y recurrimos a la fuerza interna de superación. No es que le quite importancia, está muy bien salir en la prensa y en los medios… y llamar la atención de esos cerdos sexistas que hay en el Congreso, en España, en el mundo… empezando por las mujeres que la obligaron a desnudarse. No es de recibo. Aunque llevara el tanga más feo del mundo. Por lo menos le dieron a elegir. Y usted lo hizo. ¿No?

    • Pues sí, lo que usted ha sufrido no se puede comparar, en absoluto, con mi experiencia. Lamento muchísimo lo que le ha ocurrido y no será fácil superarlo. Desde aquí le envío un abrazo sentido y todo el ánimo del mundo.
      Lo único que trato de denunciar es que están comportándose en el Congreso de una forma contraria al ordenamiento jurídico que recuerda a tiempos pasados…Y no lo pueden hacer. Me tocó a mí, pero le podía haber tocado a otra. Estas prácticas contrarias a Derecho son intolerables.

  22. Pingback: Somos peligrosas, por Mar Esquembre | Comunidad LRMComunidad LRM

  23. Pingback: “Me dijo que estaban aplicando el protocolo de seguridad” | El tonto y la senda

  24. Es triste, sr. Paco García, que las feministas tengamos que defendernos de la ideología de derechas (es de sobra sabido que es una ideología machista donde las haya) , pero lo que me preocupa mucho es comprobar que a una persona como usted, que parece por la opinon dada una persona racional, el discurso feminista le prarezca “trasnochado y misógino”. Las mujeres tenemos que seguir luchando porque incluso donde parece que tenemos aliados (entre las personas racionales ) nos encontramos desilusionantemente con enemigos, que, como siempre, consideran nuestras reivindicaciones “asuntos de segunda categoria”

    • Hola Consuelo
      Si me permites un pequeño consejo, nunca descalifiques a alguien para tener más razón, ya que esto no te ayudará a tener más amigos y aliados a vuestra causa, que entiendo que nadie de “derechas” considera de “segunda categoría”.
      Radicalizar un mensaje solo conseguirá que los convencidos estén aún más convencidos, pero no te hará captar más amigos a tu causa, que es lo que debería suceder.
      Piensa que una mujer por ser de derechas, no quiera que se le equipare en igualdad de condiciones a un hombre.

  25. Hola Mar
    Me permito llamarte por tu diminutivo aunque no te conozca personalmente.
    Sin animo de ofender ni polemizar me gustaría conocer si antes de publicar este artículo te has informado de los diferentes protocolos que tiene consignada la policía para tratar el caso que nos comentas, así los que leemos este relato podremos discernir si realmente se ha producido una discriminación por género, o simplemente es un protocolo que siempre sigue la policía para estos casos.
    Si realmente este protocolo no existiese, creo realmente que es injustificable la actitud de la policía y de los delegados que controlan dichos cuerpos. Por el contrario si tal protocolo si existiese, sería una irresponsabilidad por tu parte ofender al colectivo de derechos de la mujer, a los cuerpos de seguridad del estado y las personas que gestionan dichos cuerpos.
    Por todo ello me gustaría que hicieses dicha indagación y la publicases en este mismo Blog, para que todos podamos salir de dudas y solicitar las disculpas correspondientes a unos u otros, ya que a mi todavía no me ha quedado claro quien es el responsable de todo esto.
    Gracias de antemano

    • Hola Ricardo, yo no he dicho en ningún momento que sea una discriminación por género y lo que estoy denunciando es que se han traspasado unos límites y que, por ello, se produce una vulneración de mis derechos fundamentales.

      Los derechos fundamentales, como sabes, son límites al poder. No se admite una restricción que llegue a tal punto que los vacíe de contenido. Ha de haber una proporcionalidad entre las medidas de seguridad y el daño que se pretende evitar con la adopción de las mismas. Para apreciar, por tanto, que en cualquier caso esta medida es desproporcionada (consultar la jurisprudencia constitucional al respecto es suficiente para confirmarlo) no necesito comprobar previamente ningún protocolo (aunque sí me gustaría tenerlo antes de articular la denuncia judicialmente). Sí se ha pedido por parte de varios grupos parlamentarios pero, hasta el momento, no lo han facilitado, salvo las referencias que se hacen al mismo en el informe policial en el que se atreven a afirmar que miento (al final de esta noticia se reproduce íntegramente el informe citado: http://www.eldiario.es/politica/comisario-Congreso-desnudara-invitada-PSOE_0_188981920.html#informe).
      Lo que quiero aclarar es que un protocolo que contemplase esa medida sería inconstitucional siempre. Me lo hagan a mí, a tí o a cualquier otra persona, no sé si me explico…Así que si tal protocolo existiese sería inconstitucional. Obviamente, no vamos a pedir disculpas si aplican un protocolo que contraviene la Norma Fundamental ¿no crees?

      Te puedo contar un detalle: justo delante de nosotras pasaron dos hombres (un invitado y quien lo invitaba). Llegamos al control prácticamente al mismo tiempo. Tanto, que el ujier preguntó si íbamos los 4 juntos. Nosotras dijimos que no y los señores pasaron primero, simplemente comprobando el DNI. Ni arco detector de metales, ni vaciarse los bolsillos, ni requisarle el móvil…nada. No voy a hacer de la anécdota categoría, desde luego, pero los grupos parlamentarios sí han preguntado. Esta noche me han dicho que el martes hay Junta de portavoces. Espero que ahí se aporten informaciones al respecto.
      Cuando me pidieron DNI y comprobaron que no coincidía mi 2º apellido con el del listado la policía ya se había enfundado los guantes de latex. Si en ese momento me hubieran dicho que debido a ello no podía pasar lo hubiera entendido perfectamente y me hubiera marchado sin más.

      En fin, todo lo que vaya averiguando y pueda ser publicado sin perjudicar las acciones judiciales que voy a emprender lo publicaré, por supuesto.

      Confío en que te haya resultado suficiente esta explicación.
      Un saludo

  26. Mar, un abrazo desde Biar.
    Juanjo y familia.

  27. Gracias Mar por tu explicación.
    Entendí que tu reclamación era por “discriminación de género” y realmente me indicas que tu reclamación principal es por “haber vulnerado tus derechos fundamentales”, como podían haber vulnerado los de cualquier otro ciudadano sea mujer u hombre.
    Este matiz no es el que se desprende de las noticias que se han publicado en los diferentes medios de opinión pública, pero creo que es muy importante tenerlo en cuenta y puntualizarlo.
    Por darle una explicación a este asunto sin que sirva de escusa para nadie, quizás la policía equiparó la importancia que le dieron una semana antes determinadas activistas a su desnudo y creyeron que tu estabas incluida dentro de ese mismo grupo de personas y que le darías la misma importancia. Craso error.
    Espero que llegues al fondo del asunto, que las autoridades de turno no den la callada por respuesta y escondan la cabeza como en muchas ocasiones anteriores se ha producido,(Eso sin duda te daría aun más razón de la que ya tienes), que esto sirva como poco para modificar y corregir determinados protocolos policiales, y así que todos podamos convivir con la mayor normalidad posible.
    Ánimo en tu lucha por defender esos derechos fundamentales. Yo te doy las gracias, porque esto ayuda a defender mis propios derechos.

    • Gracias, Ricardo. La verdad es que la mayoría de noticias que aparecieron hacían un tratamiento del asunto bastante penoso. En realidad, lo que a mí me sucedió se enmarca en un contexto generalizado de represión de las críticas a este (des)gobierno. Y ha llegado a tal punto que no tienen pudor alguno en aplicar prácticas inconstitucionales. Quieren limitar la libertad para garantizar el poder…
      Un saludo

  28. La presunción de veracidad está sirviendo para amparar los abusos de los cuerpos policiales, que una vez tras otra mienten descaradamente en sus versiones de los hechos. Incluso no se cortan de ir cambiandolas según el proceso judicial va hacía un lado u otro.
    Que se conceda una cosa como la presunción de veracidad a personas que en ningún momento de su vida hayan tenido que demostrar su honorabilidad, es como meter al zorro a cuidar las gallinas. Da pie a una serie de abusos que llevan años sucediendo. LLegamos al punto de ver como unos cuantos policias asesinan en mitad de la calle a un empresario a golpes, mientras la policia sigue mintiendo a pesar de que todos estamos viendo que es falso.

    Este instrumento, la presunción de veracidad, va contra la esencia misma de las leyes, donde todos son iguales presuntamente ante la ley; Pero en la práctica vemos que la palabra de un policia tiene más valor que la de un ciudadano, y se le da crédito aún sin pruebas.
    Consecuencias: Denuncias falsas e indemostradas de atentado a la autoridad, resistencia, negación de hechos incluso con testigos, y sobre todo, impunidad cuando se demuestra que todo eso es falso.

    Tenemos un problema grande en ese sentido. A efectos prácticos este es un país donde sin haber cometido un delito, un ciudadano puede ser parado en mitad de la via pública, registrado, puede ser desnudado como si estuviese en una cárcel y puede ya últimamente ser asesinado a golpes en mitad de la calle por un grupo de policias mientras una parte de ellos corre hacía los vecinos que miran y les amenazan porras en alto. Todo un país democrático y que lastima de los miles de muertos que lucharon por las libertades, para que acabemos todos así, en una carcel y no abras el pico porque te damos más fuerte.

    Esto no va de feminismo, lo siento. Si a las feministas en esta ocasión les ha tocado de lleno el tema, eso es sólo porque es un problema que toca todos los sectores. Espero que esto sirva para terminar con tanta mentira y tanto estado policial, a este paso un dia nos levantamos y tenemos de presidente a algún mando policial, porque le sale a él de las narices, que para eso mandan ellos. O les podemos enseñar quien manda de verdad en un país, y quien trabaja para los ciudadanos. No olvideis que no sólo se desnuda a la gente en el congreso, mucha gente sufre ese tipo de tratos y como no les conoce nadie, no trasciende. Esto es como las ratas, cuando ves una es que ya hay cien.

    • Totalmente de acuerdo contigo. Las prácticas abusivas de la policía van en aumento. Lo de las comisarías lo sabía, la represión desproporcionada y brutal en las manifestaciones la vemos, pero jamás pensé que se llegaran a producir en el Congreso…
      ¿Sabes qué es lo peor? Que mucha gente ni siquiera llega a denunciarlas porque piensan que es legal…Hasta ese punto hemos llegado.
      Y no lo podemos consentir. Como anuncié y me ratifico, emprenderé todas las acciones para que se depuren responsabilidades.
      Un saludo

      • Hola Mar, lo peor en estos casos es la pasividad, pensar que no va contigo o que te pilla lejos…hasta el día que te toca, claro. Y para que eso no suceda hay que actuar, no sólo tiene que actuar el afectado, ya que en determinadas situaciones, la pasividad se interpreta como ponerse de un lado muy concreto.
        Existen muchos ejemplos historicos de lo caro que resulta ser pasivo en determinadas circunstancias.
        Mi apoyo lo tienes y el de mucha gente.
        A mi estos temas me parecen muy graves y por eso he decidido crear una petición al respecto de lo sucedido en Barcelona con los mossos. Espero que no te importe que ponga el enlace a la petición por si alguién más quiere firmarla:

        https://secure.avaaz.org/es/petition/Inhabilitacion_inmediata_para_los_mossos_implicados_en_la_muerte_de_Benitez/

        Yo vivo en Madrid y logicamente puedo decir que me afecta poco lo de los mossos. Pero no es cierto, esto nos afecta a todos, igual que lo que te ha sucedido a tí. Tampoco soy mujer y me siento ogual de ofendido (no sé si es la palabra adecuada pero es la más educada) que si lo fuese. En tu caso sabes de leyes y tal vez gracias a ello haya una sentencia en condiciones para que no puedan pasar esas cosas sin consecuencias de ningún tipo. No será fácil, viendo el funcionamiento de la justicia en este país, pero hay que hacerlo, asi que ánimo y gracias en nombre de quienes creemos en la justicia de verdad.

  29. Pingback: Hora de levantarse | EL DERECHO DE PETICIÓN ANTE EL CONGRESO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s