El interés superior ¿de quién?

(publicado en diario “Información” 30 junio 2013)

El miércoles pasado se aprobó en la Comisión de Justicia del Congreso una proposición no de ley presentada hace más de un año por UPyD en la que se insta al Gobierno a que impulse las reformas legales necesarias para establecer como preferente el régimen de custodia compartida en los procesos contenciosos (es decir, cuando no hay acuerdo entre los cónyuges) de separación y divorcio, tal y como se contempla ya en algunas leyes autonómicas. El argumento más falaz que tanto éstas como aquélla recogen es el de favorecer el principio de igualdad entre mujeres y hombres.

Sigue leyendo

¿Provida? Já

mar planoEl martes fue detenido un joven de 19 años como presunto asesino de una chica de 15, desaparecida a finales de abril y cuyo cadáver apareció en una playa barcelonesa en mayo. Con ella, y hasta el momento en que redacto estas líneas, son ya 31 las mujeres asesinadas en España en lo que llevamos de 2013 por terrorismo machista. No lo califica así la Organización Mundial de la Salud, que esta semana acaba de hacer público el primer informe mundial sobre la violencia contra las mujeres (ojo, el primero, y estamos ya en 2013). Según las conclusiones del citado informe, se trata de una violencia que afecta a más de una de cada tres mujeres en el mundo,  por lo que se ha calificado como un “problema de salud global” de “proporciones epidémicas”.

Bueno, ante esta terrible realidad ¿han escuchado decir algo a esas organizaciones que se autodenominan “provida”? Me he tomado la molestia de visitar sus páginas web y no hay ni una sola referencia a estos feminicios. Sólo aparece su obsesión por eliminar la posibilidad de que las mujeres decidan libremente si continuar o no con su embarazo. Es una verdadera cruzada mundial. Y el fanatismo con el que defienden su postura pasa muy a menudo por el ejercicio de la violencia, en todas sus formas. Sigue leyendo

¿Pacto de Estado contra el terrorismo machista?

mar plano El pasado martes fue un día aciago. En pocas horas tuvimos noticia de dos mujeres asesinadas por los violentos machistas que decían amarlas. El cuerpo descuartizado de una de ellas fue hallado en un congelador. Tenía 42 años. A la otra, su ex la apuñaló hasta matarla a plena luz del día. Tenía 22 años. Distintas generaciones, idénticas consecuencias ¿Algo ha cambiado? Parece que no.

El 24 de mayo, tras cuatro días en que se sucedieron otros tantos crímenes machistas, anunció que en breve plazo se aprobaría la Estrategia Nacional para la Erradicación de la Violencia de Género. Se trata, según consta en la web oficial del Ministerio, de 258 medidas que pretenden “reforzar la protección de la mujer y de los menores a su cargo, así como estrechar el cerco a los maltratadores”. Para ambos objetivos, la Estrategia incide en medidas que ya figuran en la Ley Orgánica 1/2004 de Medidas Integrales contra la Violencia de Género ¿No sería mejor cumplir la ley que sacarse de la chistera una batería de medidas que ya hace mucho tiempo que hubieran debido ponerse en marcha? ¿Cómo es posible que anuncien medidas consistentes en servicios que ya funcionaban, como las casas de acogida entre otros, y que este (des)Gobierno se encargó de desmantelar?

Sigue leyendo